domingo, 9 de marzo de 2008

Aunque el pronóstico no lo anunció…




Hoy es uno de esos días en que la lluvia moja más que superficialmente.

Música tranquila pero alentadora en mis oídos.
Pasos lentos.
Paraguas en la cartera,
Y un buzo con capucha de adorno.
Dirección incierta.

Hoy es uno de esos días en que caminar es como levitar,
Uno pisa tan suave que acaricia el cemento.
Y el agua no te deja hacer contacto directo.

El cielo se transformo en un inmenso colchón blanco,
Para que uno no se distraiga intentando ver formas en las nubes.
Y Te brinda el escenario perfecto para ser el único protagonista
Para ser todos los personajes,
Para mirar con todos los ojos que te imagines.

Hoy llueve ni tan fuerte ni tan finito, sino como a uno le gusta.
Las gotas traspasan mis poros y se funden con la sangre.
Y caigo en la cuenta de que la deshidratada no era mi piel y que las cremas no ayudan en estos casos, no llegan tan profundo.

Hoy la lluvia llueve de una forma muy particular, como pocas veces pasa.


08/03/08 - Ya andaba yo necesitando una de estas.


12 comentarios:

Basquiat dijo...

por el sentimiento vertido tengo un premio para ti en mi blog.
ya vuelvo para comentar

UMA dijo...

Por lo general estamos ajenos a todo pronòstico...
Inmersa en esa melodìa de un cielo que llora, y nos devuelve la moneda del lado que deseàbamos que cayera, aunque inesperadamente.
Goza.
Un beso, Ro

Arcángel Mirón dijo...

A veces la lluvia nos hace un favor y se funde en nosotros, acompañándonos.

Basquiat dijo...

un agradable paseo junto a la soledad, un momento de paz con uno mismo, entre descubriéndose o reconciliándose o las dos cosas a la vez y todo esto bajo la bendita anuencia de la lluvia.
me ha trasmitido paz, bueno además que me gusta sentir la lluvia,
besos para ti.

javier dijo...

Estimada Rocío: este texto es hermoso. Su frase inicial un anticipo mágico desde donde puede percibirse la profundidad de esa lluvia que no mojará superficialmente. La ironía de los elementos para protegerse de la lluvia qeu son inútiles (por voluntad propia), en fin, me gustó.

Yendo al resto de tus textos, son testimoniales, de exploración interior, intensos en algunos casos.

Mujer tienes pasta, como quien dice.

Sólo sugeriría: a) que sigas y sigas (es más un ruego, porque la sensibilidad es lo último que podemos perder si queremos sobrevivir); b) que le des un poco más de bola a la ortografía; c) también el género del que narra; d) fijate si todos esos sentimientos pueden volcarse en alguna historia, aunque sea un momento del personaje, porque creo que eso va a enriquecer más el texto. Es ardua la tarea de la narración, pero se puede. Tu estilo sintético me hace recordar a algunas cosas que escribo, por eso te lo digo.

Te felicito, de verdad. Avanti!

el nombre... dijo...

Bueno, parece que fuiste vos la que diste el primer paso en este "encuentro"!... Yo, agradecidísima. Paseé un poco por tu blog, tu fin de año frente al espejo, tu lluvia infinita del domingo, veo algunos títulos "Uma", "Putas y princesas", y bueno, una vez más corroboro que parece que esto es un encuentro.
No me fijé cuándo abriste esta casa, pero sí ví qué estudiás. Otro "bingo".
Pasaré, con más tiempo de detenerme, me gusta cómo expresás. Lo que expresas: la chica en el cordón de la vereda...
Bueno, por hoy, te dejo un saludo. Cercano, y con una sonrisa en la cara.

javier dijo...

Gracias por el comentario en mi blog.Intuyo que te gusta lo que escribo, pero te pido un favor: no consideres que no estás a la altura. Me gustaría que vuelques tu opinión y que no te tires abajo. Escribiste metáforas que a mí ni se me cruzan por la cabeza. Tirate para arriba, y dale y dale, sin soberbia, sólo dejando fluir esa necesidad de escribir. Y un comentario tuyo no vendría mal, más allá de los agradecimientos (que los recepto y retribuyo) y la humillación frente a otro que escribe razonablemente (humillación en el sentido del método socrático)pero que no es maestro ni ejemplo de nada ni de nadie. Un fuerte abrazo.

(j.g.) dijo...

lluvia que cura y transporta, alentando las cosechas, horadando la piedra, fertilizando melancolías y calles que se extienden.

UMA dijo...

Vengo a dejarte un abrazo enorme, y con esto decirte del cariño que te tengo:)
Que andes bien.
Buen finde.

Pol dijo...

Siempre repito a Spinetta: La lluvia borra la maldad y lava todas las heridas de tu alma...

UMA dijo...

Va mi abrazo, Ro, y gracias siempre por tus palabras y tu cariño.
Disfruta de la semana.
Beso

Alejandra Dening dijo...

Wow nena... Feliz estoy de que tus "enter" se conviertan en estos suspiros.

(no necesito de ese taller... y vos, está a la vista, tampoco)

Besos, hermosa!