domingo, 5 de octubre de 2008

Le digo a mi reflejo por las mañanas






Enfrentarse a la inercia y no dejarse llevar.

No arrastrar los pies nunca más.

Dormir esta vez no te va a salvar

Y la pacifica pereza no te dará paz.


tentàte, dale al azar una oportunidad.


Si la sangre no hierve se te va a estancar,

hinchándote los pies hasta que los vuelvas a arrastrar.


jugàme, no me dejes ganar.


Las miradas son muy fáciles de esquivar,

Pero las preguntas no dan una segunda oportunidad.

Las dudas se tatúan con sal,

y la sed es imposible de acallar.


accionàte, el segundo rebelador puede no llegar.

enfrentàme, no te dejes llevar.


escondète, pero solo para observar.

Solo para gritar.


encontràte, para poderlos enfrentar.


Y que en el final, tu último grito sea voraz:




… Eppurse Muove…



8 comentarios:

cuentosbrujos dijo...

La inercia es fortísima, además te ayuda avanzar
jeje
saludos brujos compañera

Cat's dijo...

una cuestión de arriesgarse a lo que sea, incluso al vacío, ya que para mi no hay cosa mas emocionante no saber a dónde carajo me dirijo.

Hacer, en vez de quedarse dormido, activarse, avanzar sin mirar atrás, detenerse solo para plantar cara a las adversidades.

besotes locura!!!!!!

UMA dijo...

Parece una canciòn...hasta puedo sentir la mùsica en tus letras.
Accionar, caminar, jugarsela, palabras todas que expresan la fuerza interna para seguir adelante màs allà de las circunstancias, debieramos repetir estas palabras cada mañana como mantras.
Un besazo Rº!

Luciano Doti dijo...

Hay que vivir intentando, los fracasos son demoras, no hay que darse por vencido.

Basquiat dijo...

toda una oración, una plegaria terrenal, estas son las mejores, dirigida con esperanza desnuda a la vida.
un besote ro, estamos hablando.

Ex Traño dijo...

esta letania que encierra toda una filosofia de vida, parece una declaración de intenciones cotidiana, que trata de combatir ese toxic way of life impuesto pero dificil de esquivar...

suerte amiga y si te finciona avisa que estamos en la misma guerra

besos ultramarinos

javier dijo...

Te saluda un no tan viejo amigo
y celebra tu remedo de rima
que sana la fortaleza, bien digo,
que a veces como una feroz lima
la duda cuelga en oscuro postigo.

Brindo por tu epílogo latino
y con reverencia arabesca te saludo
mientras tu poético camino
me regala sabor de verso ceñudo
que desdeña el rumiar cansino.

Celebro de nuevo tu verbado alud
que provoca vitales desafíos
y el punto cenital de virtud
que tu verso tienta con brío.
¡Y brindo, sin duda, a tu salud!

PD: brindo con caña catamarqueña que certifica, a su paso, la veracidad de mi elogio. Besotes bonita!

Loser dijo...

Fuerza. Claro que sí.
Un beso.