jueves, 8 de enero de 2009

Solo un botón ?






Yo jugaba a las Barbies hasta que un día puse PLAY en la video.
A las primeras imágenes no le preste atención pero el formato, la música, la imagen, la violencia, el amor, brotaban de la pantalla hipnotizándome.
A medida que Mickey se desplegaba en la historia, me devoraba.
Era, claro, lo opuesto a un príncipe azul, nada que ver con el Ken y una familia feliz en un castillo de cristal.El contraste era tan abrupto como doloroso, pero extremadamente fascinante.Una sensación completamente nueva apuñaló mi cuerpo y sentí las venas ebuyecer.
Le tenía miedo, pero lo deseaba.
La vi. de corrido tres veces. Una noche ent era.
El plus, claro esta, era que lo hacia a escondidas.
La primera vez solo escuchaba la música y me dejaba golpear por las imágenes.
La segunda vez descubrí que contaba una historia.
La tercera vez ya hasta repetía los diálogos.




- do you believe in fate, Mallory?








A la mañana siguiente espere encontrarla en la video para poder verla cuando nadie este, pero ya no estaba ahí, busque con que entretenerme y cuando me quise dar cuenta ya no recordaba nada, Mickey solo era como un difuso sueño alocado.
Hasta que una tarde de lluvia, decidiendo de ente un listado de películas para alquilar, un titulo llamo mi atención.Me bastó con la presentación y las primeras imágenes en pantalla para saber que yo ya había la visto y sentí algo que era ext raño aunque ligeramente conocido.
Desde esa noche a hoy, cada tanto "necesito" verla para verlo. Reencontrarme con el. Sentir lo nuevo una vez màs.
Anoche volví a verla completa y luego a re-ver al
guna que otra parte, hoy al despertar, hago otro análisis de mi fascinación, pero analice por donde quiera, la fascinación esta ahí, a flor de piel en cada imagen, La puñalada es la prueba.
Lo sé, probablemente las demás niñas se enamoraron del galán de la novela, o del cantante con melodías de color rosa. Afortunadamente, Mickey Knox llego a mí mucho antes que los otros, y marcó un parámetro, rompió mi esquema.
Lo sé, probablemente él sea el culpable de mis desastres amorosos y mi tatuada soledad.












Aun así, lo sé, si pudiera volver a esa noche volvería a poner play.

3 comentarios:

Cat's dijo...

Y yo...vaya pelicula...has escuchado la canción que le hace Santiago feliú?... Hay cosas impredescibles que marcan un antes y un despues, para mi fué Rayuela, o la pelicula Bleu.

Ahora pongamos play, pero a la Renga, que por cierto hacia muchisimo que no escuchaba esa canción y la pasaron en la radio online que suelo escuchar y guauuuuu!!!!! subí el volúmen y chau. besotessss
Ah! y feliz año y todas esas cosas ;)

Basquiat dijo...

esos primeros amores cinematográficos nos acompañarán siempre, ya nada podemos hacer, como para mi una winona ryder en..., cualquiera de sus peliculas.
besos ro.

TORO SALVAJE dijo...

Todos nos hemos visto sacudidos por algún actor o actriz.
Es la magia del cine.
De eso viven.

Besos.