viernes, 30 de enero de 2009

Insomnio





Pisó la calle aún con lagañas en los ojos, sabanas en los pies y confiada de que el frío otoñal le despabilaría las venas y le devolvería la conciencia, pero ese martes de mayo el frío no fue suficiente. Se acurruco dentro del tapado, atrincheró sus manos en los bolsillos y camino con más prisa (toda cuanta sus pies pudieron lidiar con las sabanas violetas).

Camino al trabajo intentó reconstruir lo soñado, con mucha paciencia pero obviamente sin éxito. Sabia que tenia que encontrar algo en ese sueño. Recordó que todo transcurría en una casa de veraneo, aunque no sabia que era lo que la hacia de veraneo. Que gritaba su hermano? No lograba escucharlo.

La noche no dejaba del todo la ciudad y eso no la ayudaba a rea
ccionar, llegó a la oficina todavía entredormida. Ni el café lograba hacerla reaccionar. La pequeña araña de su sueño estaba ahora sobre su escritorio intentando convencerla de que esa no era su oficina, de que aun seguía en la cama y que la única forma de despertar era gritar.

Vencida por la impotencia ante la modorra, gritó tan fuerte que el guardia de seguridad de la puerta principal se presentó al instante con arma en mano y una gota cayéndole sobre la frente. Pero la araña seguía ahí mirándola jocosa.


Pasadas las horas, aún no se despabilaba y además de la araña inmortal sobre su escritorio, tenia la mirada del guardia que cada tanto pasaba para ver si estaba bien o si prefería que llamase a su hermana, que según él, era muy buena terapeuta.

Camila no era de las personas que predestinan los días acorde a como estos comienzan, pero esta ves se limito a tomar un taxi con destino a su cama. Viaje que supuso, pagaria la araña.




13 comentarios:

Cat's dijo...

me dio miedoooooooooooooooo, odio las arañas!!!!!!!!!

tranquilamene podria ser un cuento de Cortázar...la foto, buenisima.

besos Ro!!!

javier dijo...

Hola Ro! Continuando el retorno por los pagos cibernéticos, encuentro este cuento que, como bien dicen antes, me hizo acordar a "Todos los Fuegos el Fuego", del queridísimo Córtazar. Buen esquema donde el tiempo se diluye, sorprende y genera esa discontinuidad provocadora: la exposición palmaria de su relatividad. Quizá podría citarse a la sarcástica arañita desde el principio del relato del sueño, pues queda un poquito descolgada de esta trampa semántica que nos engulle con placer. Pero, como se dice de los buenos vinos, tiene estructura, es agradable al paladar, poco astringente y deja una sensación de untuosidad, muy agradable jajajaja! Besotes y felicitaciones.

Basquiat dijo...

en mi cabeza ha transcurrido como un cortometraje, fantastico.
me ha recordado mucho esos paseos mios entre el sueño y la vigilia.
besos ro.

Luciano Doti dijo...

Me gusta tu estilo, está buena la atmosfera enrarecida que construis y como se confunde la realidad y lo soñado.

Alejandra Dening dijo...

Hola niña! Yo percibo que usted se sigue escondiendo en estructuras.

Cuando se decida a dedicarse a escribir esas cosas que son tan sueltas como las cosas que se sienten, entonces la invitaré una copa... jaja

Besos muñeca!

Cat's dijo...

hare q me lo pidasssssss, oh oh!!!

me encanta esa canción, me trajo hasta aqui pa dejarte un saludito. muakkk loquita!

Alf. dijo...

ya puedes comentar si quieres mi miserable y asqueroso blog de mierda.

Alf. dijo...

tiene una araña?

Alf. dijo...

sí, me encantan las arañas.

Alf. dijo...

trato hecho! me parece un nombre muy lindo para una araña!

Alf. dijo...

este es un evidente caso cortazariano de "todos los mares el mar" y todas las aráñas, la araña. Así que la próxima araña que me encuentre será duquesa.

Cat's dijo...

RO!!!! locaaaaa!!!! me encanta traerte a nuestro "Gus" y si cantamos la misma canción a la vez en diferentes hemisferios, es conexión total!!!! jejeje

ahhhh come de miiiiii...

muakkkkk!!!!

Alf. dijo...

yo no salgo en la foto!