jueves, 19 de marzo de 2009

Rojo Amarillo Verde

Fui hasta ahí y no estabas. Cuando te encontré, lejos estabas de acercarte. Yo no vi la señal de cruce, yo no vi que se me pasó el semáforo. Si espero el próximo puede sea tarde, cruzar así la avenida será peligroso pero esquivar los autos es fácil si te tomo como punto fijo. No te muevas, no simules. Voy por vos.
Si caigo en el intento va a doler menos. Tengo que saber, tenes que decírmelo, si no es de tu boca sólo será un mal sueño, si no inmolas esto enfrente nuestro, serás una ausencia permanente, no tendré cuerpo al que velar.

Es muy fácil saludar del otro lado de la avenida. Es tan ingenuo tu temor que llega a ser cruel. Es tan dócil tu voluntad que ya no la quiero tentar.
La devoción no es un indicio de amor, debí adivinar cuando nos prendías velas.
Te espere y no era esa una opción. Te di el tiempo sacándolo del mío.

El error fue de puntería. La distancia y el impulso, la fuerza, estaban mal direccionados y sólo conseguí rozarte el corazón.
La cobardía no es algo que consiga la absolución, así que ni te arrodilles ni pidas pe
rdón.


Y entre todo esto ya se me paso de nuevo. O es que ya se había pasado?

No importa, en cinco minutos cronometrados tendré luz verde y voy a cruzar igual, aún si no estas del otro lado ( no estés del otro lado!), porque ya no cruzo para encontrarte, voy a cruzar solo para no quedarme de este lado, que en definitiva, no es el mío sino que era el nuestro.

10 comentarios:

Liter@to dijo...

Las desincronizaciones sentimentales son algo de lo que jamás estaremos excentos, en realidad es parte del ritual del amor, del juego al que los sentimientos se prestan al momento de empezar a amar.
A medida que uno crece va "comprendiendo" que en algún momento encontrará semáforos como el que vos hacés relación en la entrada. Semáforos que permiten estar de un lado o de otro y según en cual nos toque estar será cuanto duela o cuanto podamos sonreír. Increíblemente es así, no hay vuelta que darle. Creo que la pizca de inteligencia que podemos darle a esta cuestión es solamente el saber aceptar las consecuencias, claro, algo que no es fácil, sin embargo nada se puede hacer para evitar que eso suceda pues es parte de la obra de teatro del enamoramiento y el amor en sí.

Saludos.

Ex Traño dijo...

que mania tenemos con acomodarnos y pensar que todo es para siempre....

vamos en un trozo de piedra, viajando a velocidades supersonicas atravesando el espacio cruzando distancias de años luz en segundos y aqui en la superficie, los que estamos un momentito de nada si lo miramos en escalas planetarias seguimos pensando que todo es para siempre.....

la verdad es que todo está en continuo cambio y movimiento y nos empeñamos en aferrarnos a todo, de ahi la infelicidad inherente a la humanidad....
porque no disfrutar de lo que hoy tenemos????


perdón por el exhabrupto, pero tenia que decirlo

besotes

TORO SALVAJE dijo...

Hay que cruzar, y ver qué es lo que ocurre.

Arriesgar para saber.

Desde la distancia no vemos bien.

Saludos.

elgritodeltiempo dijo...

cruza!!!
no tengas miedo!

Daniel dijo...

Bonito escrito
Sólo debemos cruzar
Esperando un instante talvez.

Te envío mi abrazo.
Dani..

Basquiat dijo...

entonces, a cruzar se ha dicho, mira que el verde tampoco dura mucho.
me quedo con "La devoción no es un indicio de amor".
besos.

Ex Traño dijo...

gracias por la canción, de las que mas me gustan, pero sobre todo gracias por haberte recordado algo tan grande.....

que sigas bien y tan guapa ro
besitos

Luciano Doti dijo...

De encuentros y desencuentros se nutre el amor...

Basquiat dijo...

te dejo un beso ro, se te extraña mucho.

Cat's dijo...

un besoteeeee, espero que todo este bien!